La apropiación natural de la escena: Jon Lee Anderson y algunos consejos para cronistas

Jon Lee Anderson durante las sesiones del Taller de Periodismo y Literatura en Barranquilla

Por Paul Brito

Las sesiones de la tercera y cuarta jornada del Taller de Periodismo y Literatura con Jon Lee Anderson ‘Crónicas de la Barranquilla de García Márquez’, fueron dedicadas a evaluar el enfoque y la estructura de los textos de los talleristas, y al mismo tiempo hacer un repaso al tipo de decisiones que han tomado durante el trabajo de campo.

A continuación presentamos una serie de consejos extraídos de los comentarios y observaciones del maestro:

En muchos casos, durante la investigación, es recomendable eliminarse, desaparecer de escena, para que los personajes de la historia se adueñen del protagonismo y de la atención del lector. Sin embargo, advirtió que no involucrarse en la historia implica perder la posibilidad de alimentar la crónica con la dinámica de la conversación.

En cuanto al tiempo de la narración, señaló que cuando se escribe en presente pareciera que el autor estuviera llevando de la nariz a los lectores. Según él, la narración en pasado ahoga menos, se siente más verosímil, más natural: “En la escuela a la que pertenezco siempre contamos las cosas en el tiempo en que sucedieron”, afirmó Anderson. Y ante la evidencia de que hay una tendencia clara entre los periodistas latinoamericanos, agregó: “Ustedes, los hispano parlantes, parecen mucho más conscientes del lenguaje cuando escriben. Como si escribieran con el sonido del lenguaje hablado. No sé si sea una cosa del español, pero no es tanto así en el mundo anglosajón”.

A propósito, contó que él ha ensayado escribir en este idioma por el gusto de probarse en otro lenguaje y por sentir el influjo y la riqueza de otra tradición con sus ventajas y dificultades. “Es otro ejercicio intelectual y creo que toda vez que sales de tu zona es interesante, pues puedes aprender algo”, acotó.

Mostrar en lugar de decir

Anderson subrayó también la importancia de mostrar en lugar de decir. “Imagina que eres un pintor y estás mirando un árbol. Sabes que es un olmo, pero la otra persona a la que va dirigido el dibujo no sabe qué es un ‘olmo’, ni qué es ‘bonito’. El pintor debe mostrar cómo es ese árbol, cómo es la textura de su corteza y cuál es la belleza que él ve. No tiene que describir el árbol como un biólogo: deberá ponerlo en escena. No decir cómo es, sino hacérselo sentir al espectador”.

En ese dominio de la escena que el periodista debe acometer de forma fluida y natural, el maestro recomendó no tratar de capturar la atención del lector con dudas, suspensos o datos escondidos: “con el baile de los siete velos”, dijo. En lugar de eso, recomendó tender puentes entre los detalles específicos y el escenario completo. Para eso es aconsejable aumentar y disminuir el lente de la cámara, por así decirlo, de forma dosificada para que el lector no pierda nunca de vista el contexto de la historia ni tampoco el punto de la narración donde se encuentra. Cuando el autor de la crónica quiere manipular demasiado la escena hasta el punto de que los personajes y otros elementos se vean demasiado supeditados al autor, es porque no logra encontrar la forma de llenarla de auténtico sentido.

En ese proceso de aprehender la escena son convenientes recursos como la acumulación de datos y detalles en un tono ameno, y la eliminación de ejemplos que repitan lo que ya se ha mostrado antes. Si bien es mejor ser conciso con las ideas y conceptos que se expongan e intercalen, a veces es necesario explayarse en una idea para orientar mejor al lector. Eso sí, sin forzar las acotaciones en el texto, sino incluyéndolas como parte de las reflexiones del narrador. También es un buen recurso, en esa apropiación natural de la escena por parte del periodista, interponer diálogos para dar más pistas al lector y mostrarle los personajes desde sus propias voces.

Y finalmente, un consejo para quienes se enfrentan a esta etapa crucial: “No hay afligirse con las partes del texto que no se hayan escrito todavía”.

Conversar con Jon Lee Anderson

Este martes 29 de mayo a las 17:00h (Col), Jon Lee Anderson ofrecerá una videocharla en directo con lectores y colegas a través de la cuenta de Twitter de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano: @FNPI_org. Más información aquí.

Lea aquí el resumen de la Primera Jornada

Lea aquí el resumen de la Segunda Jornada

Este Taller es organizado por La Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI-, la Secretaría de Cultura de Barranquilla y la Revista SoHo; con la colaboración de CAF -Banco de Desarrollo de América Latina-, Fundación Gases del Caribe, Comité Intergremial del Atlántico y Fundación Carnaval de Barranquilla.