Trabajando la creatividad en el periodismo digital desde la práctica

Como ya fue mencionado en la nota del primer día del Seminario Taller, Olga Lucía Lozano les pidió a los participantes que hicieran una breve presentación de sí mismos, y que nombraran fortalezas y debilidades que consideraran que tuvieran como periodistas. Lo que se pudo evidenciar, fue que el grupo era bastante distinto en el sentido de que algunos tenían una formación desde el papel y otros tenían más experiencia en cuanto a medios digitales.

La recomendación primordial de Lozano frente a las presentaciones y a aquellos que habían dicho sentirse débiles con respecto al manejo de medios online, fue que esta época exigía una disposición de siempre aprender y que había que entender que estos medios cada vez vienen más diseñados de una forma lógica y fácil para el usuario. Mejor dicho, es una cuestión de voluntad.

Después de esas sugerencias, Lozano armó grupos de trabajo de a tres personas, teniendo en cuenta los perfiles de los participantes. La idea era que cada grupo tuviera al menos un integrante con conocimiento o experiencia en el manejo de medios digitales. El objetivo de los grupos de trabajo era escoger un tema periodístico con un enfoque cultural, para ser publicado en un medio digital.

La maestra lanzó algunas otras sugerencias generales como que lo que hicieran tenía que estar apuntado hacia contar, intentar buscar ángulos distintos, no repetir información, aunque sea en distintos formatos, pensar en la organización de los especiales, crear una conversación, siempre pensar qué le puede aportar la audiencia al contenido y que menos es más (en torno a los diseños de los especiales).

Después de un tiempo para que los grupos discutieran los temas que iban a escoger, cada uno expuso el suyo. Los temas fueron: Especial sobre música africana en Colombia. Las preguntas hechas por Lozano a este grupo estuvieron enfocadas hacia definir qué era lo que se iba a contar, teniendo en cuenta que es un tema amplio que se puede desviar. Les recomendó definir si se iba a hablar del género o de los grupos, al notar ambigüedad en la descripción del trabajo.

Otro grupo planteó producir una comunidad virtual de autogestores musicales, otros quisieron hacer un contraste entre la obra de teatro Fedra de Londres y cómo es hacerla aquí. Otros escogieron una especie de ruta gastronómica de comida típica de la costa Caribe colombiana. A cada uno la maestra le hizo preguntas específicas apuntadas hacia tener claridad hacia la metodología y definición de un tema preciso. Recomendó llevar a cabo un análisis de qué formato es el mejor para contar algo y de siempre destacar en los especiales las “páginas vivas” o aquellas en donde se genera más actividad o a las que el usuario vuelve.

Después de estas sugerencias, Lozano aprovechó para dar las gracias a todos los participantes y al equipo de la FNPI por permitir que este tipo de encuentros se lleven a cabo. Destacó el buen trabajo en equipo realizado por los participantes, quienes hicieron que dos días rindieran para proponer temas de gran interés, aplicando los conceptos aprendidos en la actividad. Finalmente, Jaime Abello Banfi, director de la FNPI, tomó la palabra y agradeció tanto a la Secretaría de Cultura y Patrimonio de Barranquilla, como al Parque Cultural del Caribe y a la Fundación Ardila Lule, aliado institucional permanente.

También hizo un llamado a cada de uno de los participantes, dijo que hacían falta más iniciativas independientes en el periodismo regional y que era necesario atreverse a aprovechar este momento de auge digital. Mencionó que muchos de los que asistieron al Seminario Taller ya tenían sus propios proyectos y que la idea era que impulsaran esa iniciativas con todo lo que tuvieran. Que se necesitaban proyectos con autonomía de las redacciones para que en realidad afectaran los procesos de toma de decisiones de los poderosos. En otras palabras, la invitación fue a cultivar el espíritu emprendedor.